Diseño acústico de espacios arquitectónicos

certificado acústico

La ingeniería acústica, incluye en sí misma, diversas disciplinas como la acústica ambiental, la acústica musical o la acústica arquitectónica. 

En este caso nos vamos a centrar en la acústica arquitectónica, en especial atención al diseño o acondicionamiento acústico de recintos. Dicho de una manera simple, el acondicionamiento acústico consiste en la definición de las formas y revestimientos de las superficies interiores de un recinto con objeto de conseguir las condiciones acústicas más adecuadas para el tipo de actividad a la que se haya previsto destinarlo. 

Medición del sonido: el sonómetro

El sonómetro es un medidor preciso de ruido para hacer cumplir la normativa en materia de contaminación acústica o de mediciones para diseñar la acústica de algún espacio abierto o cerrado. 

En el diseño arquitectónico de múltiples espacios se hace un estudio con mediciones acústicas para acoplar los materiales de construcción a las necesidades propias del lugar y de la actividad que se vaya a realizar. 

Por tanto, es una herramienta fundamental para ayudar a conocer el ruido y saber si está dentro de los límites permitidos. 

Diseño acústico de espacios uso comunitario, deportivos, aulas, teatros,…

Cada espacio presenta unos condicionantes sonoros diferentes y busca unas características propias de la actividad a desarrollar. Pero en todos ellos los objetivos a cumplir son similares:

  • Garantizar la existencia de confort acústico 
  • Asegurar una buena megafonía (en el caso de que el espacio disponga de ella)
  • Aislamiento del ruido 
  • Cumplir con la normativa acústica

Certificación acústica

Precisamente, para cumplir con la normativa acústica vigente, las empresas en ingeniería acústica se encargan de realizar certificados acústicos, que pretenden mediante un estudio o proyecto previo, mostrar que el lugar en cuestión cumple con los niveles de ruido ambientales. 

Estos certificados acústicos son realizados por una entidad colaboradora en materia de calidad ambiental, en materia de contaminación acústica. Comúnmente se conoce a estas empresas como empresa homologada, aunque su denominación correcta es empresa acreditada.

El Decreto 6/2012 establece que: “Toda maquinaria y equipo que formando parte de una actividad , esté ubicada en el exterior, deberá adoptar las medidas necesarias para cumplir los valores límite de inmisión al área de sensibilidad acústica” “Ninguna instalación, establecimiento, actividad industrial, comercial, de almacenamiento, deportivo-recreativa o de ocio, podrá transmitir al interior de los locales receptores colindantes, niveles de ruido superiores a los establecidos”. 

Se ha de garantizar mediante una medición de ruido que el desarrollo de nuestra actividad no genera molestias ni a los vecinos ni al exterior.

El coste medio de hacer un estudio acústico para aislamiento, con mediciones, cálculos, valoración y emisión de certificado acústico ronda los 400 €. Si el estudio incluye el proyecto visado, el precio subirá a unos 1.200 €.